sábado, 30 de agosto de 2014

ACME All-Stars Tiny Toon Adventures (1994, Génesis)


Plataforma: SEGA Génesis
Género: Deportes
Año: 1994
Desarrolladora(s): Konami
Textos: Multi



En esta ocasión será la review un tanto diferente, ya que debido a lo inconexo que es el juego en si, no puedo confiar en las palabras para brindar una imagen mental clara de su contenido... y es por ello que recurriré en su lugar a las clásicas screenshots; haciendo de esta edición, una especie de walkthrough gráfico. De más está decir que aquí sobrarán los SPOILERS, así que cualquiera que se encuentre deseoso de probar por propia cuenta este programa, deberá evitar una lectura más que superficial de lo que aquí se ofrece (aunque realmente no sea este un título con demasiado argumento). Sin más preámbulos entonces... ¡comenzamos!


Muy bello logo, casi no parece que estuviese limitado a mostrarse en una máquina de 16 bits. Konami siempre ha tenido a algunos de los mejores artistas en sus filas... y aquí vuelve a notarse.


Lo primero que vemos del juego es a nuestro viejo amigo Buster correteando por el parque de Acme Acres con una pelota de fútbol entre sus patas. Quizá no se aprecie bien en la imagen estática, pero esta escena está nuevamente muy bien dibujada, y excelentemente animada.






De repente good old Babs aparece en escena para informarnos las últimas novedades: ACME Looniversity está organizando un torneo de fútbol y basketall para determinar quien tiene el mejor equipo en toda el área. Por favor recuerden esas palabras: «fútbol y basketball», tendrán gran relevancia luego.


... Así que sin perder tiempo vamos a enrolar a Hamton y al Pluckster en nuestro equipo (y no, no se puede seleccionar a nadie más, ni reemplazarlos a ellos. La decepción que aquello me generó difícilmente sea igualada por algún otro juego a la brevedad).


Primer evento: Basketball. Los partidos de este deporte se juegan 3v3, por lo que uno de nuestros compañeros debe quedar afuera por obligación. Yo elegí a Babs porque... si.

Que Fifí y Furrball estén en el otro equipo no hace más que aumentar mis ganas de poder controlarlos a ellos en lugar de a mi escuadrón actual, pero bueno. Dizzy también tiene unos movimientos impresionantes, pero no puedo decir que mis muchachos tengan tampoco nada que envidiar, ya que tanto Plucky como Buster tienen un peligroso As bajo la manga que me ha sacado de no pocas situaciones de riesgo en el pasado.


Después de mucha pelea, el equipo... eemmm... «toonsters» sale victorioso. El marcador puede parecer un tanto abultado, pero estuve abajo casi todo el tiempo. El control es realmente extraño en todos los deportes presentes en el juego, y -por lo que he visto- la CPU parece tener los mismos problemas que el jugador a la hora de dominarlo. No es raro ver a la máquina en una situación de completa confusión cuando la bola está en juego, o que directamente no vaya a buscarla. Con todo, es realmente letal abajo del aro, y no debería dejarsele obrar con libertad.


Password! Cada vez que un encuentro termina, el juego nos brinda uno de estos (que dicho sea de paso, agradezco que sean así de cortos). Eso significa que virtualmente no hay «Game Over».


También se nos agasaja con cut-scenes luego de cada partido ganado. Estas hacen -naturalmente- avanzar la historia, pero su falta de relevancia y contenido es alarmante. Casi que sobran... ¡y ni siquiera hacen intento alguno de ponerle un condimento humorístico al asunto!


Fútbol! Y no, tus ojos no te engañan, Gogo Dodo es el árbitro. Él es uno de los pocos personajes presentes pero no jugables que contiene este programa desarrollado por Konami (siendo los otros Bookworm -quien actúa de «cursor» en los menúes-, Lil´Sneezer, y Sweetie Bird. Concord Condor retorna a su desalentador papel cada vez que perdemos un partido).

Calamity Coyote, Shirley McLoon, y Montana Max están en el equipo de enfrente. Este debería ser un partido especialmente difícil, y esto lo digo únicamente por sus habilidades especiales... que ahora pasaré a explicar.

¿Ven esas barras blancas debajo de los retratos de los personajes? Bien, su función es indicar la energía que posee cada jugador de campo; cuando están al máximo es posible convocar el movimiento único del toon que tengamos seleccionado: Calamity puede aparecer un robot que mina el campo, Shirley es capaz de guiar la bola telepáticamente a la red, y Monty se sube a un coche que atropella todo en su camino y le brinda de gran rapidez. Por mi lado tengo a Buster y Babs quienes pueden correr a enormes velocidades, y a Plucky, quien es capaz de volar por el terreno y disparar desde la altura, dándole a la bola un extra impulso.


Tiro de esquina para... los otros (los equipos realmente necesitan nombres). La CPU no es nada mejor que yo en esto, pero es posible meter un golazo de chilena -que resulta además inatajable una vez que se conecta- si se mide bien el tiempo entre que tiramos, y la pelota llega a un compañero. Tengo que comentar que la música y los efectos de sonido son tan buenos como los gráficos y la animación en esto. De nuevo, parecen bastante lejanos a las capacidades de la vieja y querida SEGA Génesis.


El gol vino de un contra-golpe liderado por Plucky. A los errores que tiene la computadora encontrando la pelota, hay que añadirle lo poco intuitivo del control de tiro... la bola va directamente en la línea recta desde dónde fue lanzada, sin tomar en cuenta la posición del aro o arco, esto hace muy difícil el moverse con cierta naturalidad por el terreno, al forzar que debamos enfilar directamente a la meta en cada ocasión en la que deseemos anotar. Es posible tirar centros, pero igual es de complicado -por lo expresado anteriormente-. Eso si, la IA de los arqueros es suprema, y son difíciles de superar.


Otra gran victoria, y vemos las estadísticas... brillante chicos, que despliegue de medios, que impresionante.


Todo ese esfuerzo nos valió un bonito y relajante nivel de bonus. El objetivo aquí es noquear la mayor cantidad de Montys en el tiempo asignado... sólo que esto de bonito y relajante no tiene nada, ya que hay bombas por todo el lugar, y perder acá significa «Game Over». Existen continues y passwords, pero esto es ridículo. Cosas como esta -rebuscada y puesta ahí solo para molestar- dan clara nota de que juegos como este y el Animaniacs! (también para SEGA Génesis) marcaban el principio del fin para Konami en este ramal del entretenimiento electrónico. Tampoco será esta la última vez en que se ponga algo que no tiene nada que ver con el juego en nuestro camino solo para fastidiarnos.


Otro lindo partido de Canasta-Ball. Los eventos se alternan uno y uno, y la máquina va mejorando paulatinamente su performance, conforme avanzamos.


Como esta imagen claramente muestra.

VARIOS PARTIDOS MAS TARDE:


¿Recuerdan eso de «Torneo de fútbol y basketball?» Supongo que se olvidaron de incluir la carrera de obstáculos en la descripción oficial del campeonato. Y antes de que alguien lo diga, este no es un bonús como el de Montana Max, las escenas de corte muestran esta disciplina como parte del calendario de juego.

Y es particularmente gracioso que me hagan correr contra Little Beeper... el más rápido de todos los personajes.


Sinceramente yo a esta carrera no la entiendo: no importa lo que haga, no interesa si estuve puntero toda la competencia, igual puedo terminar cuarto (y lo mismo sucede a la inversa). Si llegué a pasarla fue gracias a una tóxica dosis de suerte.

Luego de esto vienen más sesiones de fuchibol y basquetbol -plus otro evento forzado dentro del torneo del que ni noticia teníamos-. Así que voy a mostrar lo que para mi es el punto fuerte del título: el modo multijugador.


Tal y como lo muestra esta imagen hecha para la ocasión (de nada) en esta modalidad podemos elegir a cualquier personaje que queramos para jugar a los dos mencionados deportes, tanto versus la computadora, como contra algún amigo. Me encanta que le hayan puesto diferentes fuentes a sus nombres, es un lindo detalle que ayuda por montones a meter esa peculiar atmósfera de juego de deportes.


Mi equipo formará con Mary Melody en el arco, línea de cuatro con... nah, sólo estoy jugando, los partidos en fútbol son cuatro contra cuatro. Pero esperen... ¿dije yo acaso «Mary Melody»? Bueno, ese es un punto que me gustaría destacar... ella es el único personaje de ACME Looniversity que no aparece para nada en el juego -hasta donde sé-, y la verdad que no encuentro razón válida para esto. Encima es la única de raza negra, dejarla de lado podría haber enojado a algunas personas en esos tiempos. Pero como sea, Dizzy al arco.


Estamos jugando un escenario llamado «Monty´s Playroom» por una única razón: ¿Ven esos números en el círculo central? Después de cada anotación, un miembro del equipo que metió el tanto puede pisar el switch que se encuentra en su centro, y se lo multiplica por el valor girado -que va desde 0 hasta 5-, lo que puede dar lugar a situaciones como esta:


Como agregado me parece genial.



En conclusión: ACME All-Stars TTA no me parece un mal juego, pero definitivamente está lejos del estándar de calidad que tanto ha sabido mostrar la empresa Konami. Que los jugadores controlados por la máquina tengan problemas jugando -en ocasiones- o que tanta chapuza para rellenar halla sido forzada dentro del producto final, hablan a las claras de un trabajo competente pero desganado. No puedo recomendarlo, salvo para los que quieran degustarlo con un amigo, ya que ahí la diversión está garantizada.

1 comentario:

  1. Excelente reseña señor! Ya le daré algún intento a esta pieza de arte perdida. Una pena lo de no poder escoger los cartoons en single-player.

    ResponderEliminar