martes, 2 de septiembre de 2014

Ghostbusters (1986, NES)

(Texto de Domingo H)
 

Plataforma: NES
Género: Acción, estrategia, simulación económica
Año: 1986
Desarrolladora(s): Activision, Tokuma Shoten Publishing, BITS
Textos: Inglés



Todos las conocemos, y no se limitan a los videojuegos: son aquellas obras, pertenecientes al medio que sea, que tienen fama de ser horriblemente malas y que todo el que las comenta las cita como tal, pero que nunca han visto. En internet salía que es malo -lo sé porque lo dijo Yahtzee o el Nostalgia Critic-, por lo tanto lo es. Y así tenemos a cualquier cantidad de "JJecs-pertos" dando vueltas por ahí que todavía nombran Plan 9 o Superman 64 como el "sumum" de la mala calidad sin necesidad de pararse a menos de ocho kilómetros de ninguno de los dos. Por supuesto que el ejemplo definitivo es el E.T. de Atari, pero también está el Ghostbusters de NES, la víctima de hoy.

"Los Cazafantasmas" fue primero una película en 1984 (¿no nos digas? pensarán mis lectores) y ese mismo año fue hecho un juego de Commodore 64 por David Crane, creador de Pitfall. El juego nos ponía no en la piel de los personajes de la película, sino en su profesión: la de investigador y eliminador paranormal. Del mismo modo, en lugar de recrear escenas de la cinta, el juego pretendía simular la experiencia de ser un cazafantasmas más que otra cosa. Siendo un juego de computadora de antaño, la mecánica de juego no era evidente desde el principio y se requería cierto esfuerzo de parte del jugador, en especial el de saberse los controles del teclado y lo que hacían las armas que podíamos comprar al principio. Naturalmente, un juego así tenía que ser llevado al NES, una consola cuyos usuarios no tenían tiempo ni motivación para complicarse con este tipo de cosas. Ya se empezaba mal...
El perpetrador ni siquiera fue Crane, sino unos tales "BITS" y "Tokuma Shoten Publishing" que tuvieron la idea genial de "mejorar" el juego, y terminaron poniéndolo peor.

Nuestra misión es capturar fantasmas para ganar dinero. La meta es obtener unos 15000 dólares antes de que la energía psicokinética (PK) de la ciudad llegue a 9999. De fallar, la ciudad será destruida por Persiana Americana... qué digo, el Hombre de Malvavisco. Al ser Cazafantasmas primerizos, el banco nos prestó 10000 dólares para que fuéramos a la tienda (señalada como tal en el mapa de la ciudad) y compráramos rayos protónicos, trampas para fantasmas y otras cosas. En el mapa movemos un logotipo de Ghostbusters que sirve para "trazar" la ruta más rápida desde nuestra posición actual a la de destino (así que nada de ponernos a dar vueltas por dicho mapa "esperando a que pase algo").
Decidida la ruta, nos toca manejar nuestro automóvil hacia el sitio, evadiendo el resto del tráfico y agarrando contenedores de gasolina. Al llegar, si hay fantasmas y si tenemos el equipo apropiado, podemos tratar de capturarlos agarrándolos con rayos protónicos ("¡No crucen los rayos!") y accionando la trampa cuando los tengamos sobre ella. Si en el mapa tocamos alguno de los fantasmas que vuelan hacia el Templo de Zuul (el edificio del centro), se nos aparecerán en la calle y podremos capturarlos desde nuestro vehículo si disponemos del "Ghost Vacuum".

Una vez tengamos al menos 15000 dólares, se nos dejará entrar al Templo de Zuul (siempre y cuando los conservemos, en cuanto se nos ocurra gastarlos aunque sea hasta tener 14999, nos volverán a negar la entrada). Es aquí donde haremos uso de otros tres aparatos a prueba de espectros que hasta ahora no habíamos tenido ocasión de usar (aunque da perfectamente igual...). Por medio de aguantar el Control Pad (la "cruz" con la que nos movemos) en la dirección apropiada y presionar el botón A rápidas y repetidas veces, tres monigotes se mueven al mismo tiempo intentando subir escaleras hasta casi treinta pisos. Unos espectros enemigos tratan de chocar con nosotros para hacernos caer de espalda. Si caemos tres veces, fracasamos.
En este punto, podemos hacer uso, si los tenemos, de: el generador de sonido (que cuesta 100000 dólares), para que los fantasmas vayan más lento; un traje protector para que podamos caer hasta cinco veces; y una comida para fantasmas (¿cómo hacen los espectros incorpóreos para comer?) para distraer a nuestros adversarios... por un momento.

En la primera mitad del juego, los precios de los artículos anti-fantasmas son bastante prohibitivos y no podremos comprar todo lo que necesitamos a la primera, sin mencionar que sólo podemos llevar cuatro aditamentos al mismo tiempo. A la hora de manejar, el carro consume gasolina al mismo ritmo se vaya a la velocidad a la que se vaya, de manera que la mejor estrategia en estos casos es irse enseguida a la esquina superior derecha de la carretera y quedarse allí. La mayor parte de las veces los otros carros ni nos verán, y apenas gastaremos gasolina. Ah, pero ¿y si hay fantasmas que agarrar en la calle? Por más lento que vayamos, surgirán de repente a todo trapo y desaparecerán poco después, igual que los contenedores de gasolina. Y al momento de atrapar a los fantasmas de las casas, descubriremos que han sido programados con estupidez artificial que les impide moverse de forma coherente, llegando a ponerse muy arriba o justo debajo de nosotros e impidiéndonos agarrarles con los rayos.
La segunda mitad es imposible de describir en términos estrictamente imparciales. Palabras como "frustrante" y "tedioso" se quedan más que cortas. Es una de esas cosas que hay, no que ver, sino vivir, para poder apreciarlas.

De sus gráficos, sonido y demás detalles superfluos prefiero no hablar (ni acordarme).






En conclusión: Agarren la versión de Commodore 64 o Sega Master System, pero huyan, huyan lejos de la versión de NES y no miren atrás. No se acerquen a ella si no es para recomendársela a su peor enemigo.

1 comentario:

  1. En MSX lo tuve, y siempre entendí "más bien poco" sobre lo que había que hacer. Vi la review de este juego por The Angry Video Game Nerd (también en NES) y sinceramente, si bien entendí un poco más, creo que el juego en esa plataforma también es un desastre. Tema aparte, en MSX hay cosas diferentes (no se en Commodore). Los tanques de gasolina no existen.
    Rodrigo "KissAholic"

    ResponderEliminar