miércoles, 25 de febrero de 2015

Duke Nukem Episode 1: Shrapnel City (1991, DOS)

(Texto de Domingo H)


Plataforma: MS-DOS
Género: Plataformas, acción
Año: 1991
Desarolladora(s): Apogee Software
Textos: Inglés

Mucho antes de ser soez y machista, Duke Nukem ya era egocéntrico y vanidoso.
Se auto-proclamaba héroe, le gustaba coleccionar su propio merchandising y ha-
bía escrito una autobiografía titulada "Por qué soy tan grandioso". Tampoco era
protagonista de un juego de disparos en primera persona, sino de dos juegos de
plataformas/disparos en tercera persona, semejantes a Mega Man. Se trataron de
sus dos primeras aventuras, "Duke Nukem" (rebautizado "Nukum", como se ve en
las imágenes, porque Apogee pensó que estaban pisando una marca registrada del
Capitán Planeta) y "Duke Nukem II", aparecida ésta última en 1993.
El Duke Nukem original se vendió como shareware, programas que te ofrecían gra-
tis por un tiempo para que luego, si te gustaban, los compraras. En el caso de
los juegos shareware, los vendían por "episodios", pero sólo el primero era
gratis. Los demás tenías que pagarlos después de un rato. El primer episodio de
Duke Nukem, Shrapnel City, es el que describiré hoy.

La historia: Un científico loco (y anteriormente cuerdo) llamado Dr. Proton (se
llamaba Blunderwitz, pero se cambió el nombre) ha construido un ejército de
letales Techbots con los cuales ha conquistado la ciudad más grande de la Tie-
rra en el año 1997. Desde aquí tiene planes para adueñarse del resto del mundo.
El ejército ha intentado introducirse al escondite subterráneo secreto de
Proton, sin éxito. Sólo Duke Nukem, contratado por la CIA para detener a
Proton y armado con tan sólo una pistola nuclear, tiene la menor oportunidad.

El juego ya viene con instrucciones y consejos en pantalla, que describen los
aspectos básicos del mismo con certeza. Duke se mueve con las flechas, salta
con Ctrl y dispara con Alt, pero no puede agacharse. Debe negociar unos grandes
y laberínticos niveles en busca de la salida, que normalmente se encuentra de-
trás de puertas cerradas con llave; necesitas la llave adecuada para poderlas
abrir. También es posible encontrar ítems especiales que te proporcionan habi-
lidades adicionales; en el episodio 1 he encontrado unas botas para saltar más
alto, una mano de robot para activar mecanismos especiales, una pistola adi-
cional para hacer más poderosa tu arma y unos ganchos para colgarte del techo.
También hay discos de computadora para desactivar campos de fuerza y reactores
nucleares que debes destruir. Algunos otros ítems, como globos, balones de fút-
bol americano y las letras de la palabra DUKE no hacen más que aumentar tu pun-
taje.

Tienes vidas infinitas, pero siempre que mueras regresarás al pasillo anterior
al comienzo del nivel (estos pasillos son el único sitio en el que puedes
grabar o cargar la partida). Para mantener tu salud, debes comer pavo y beber
Coca-Cola, normalmente encontrados en cajas de color rojo. Un detalle curioso
es la posibilidad de dispararle al pavo para "cocinarlo" y que te aumente dos
puntos de vida en vez de uno solo. Al dispararle a la Coca-Cola, ésta sale vo-
lando y te da 1000 puntos si la agarras antes de que choque contra el techo.
Existen otros logros que te otorgan bonificaciones especiales al final de los
niveles; entre ellos están destruir todas las cámaras de seguridad del nivel,
destruir todos los Techbots en forma del conejito de Energizer (sí, hay de e-
sos), hacer que caigan al suelo todos los letreros de ACME y recoger todas las
letras de la palabra DUKE (un logro aún mayor es recogerlas en orden).

La dificultad de este juego no viene dada por sus enemigos, que en el fondo no
resultan una molestia muy grande, ni por la necesidad de despejar saltos impo-
sibles, sino por lo enorme de sus niveles. Esto lo convierte en una opción i-
deal para aquellos a los que les gusta explorar hasta el último recoveco de los
niveles de plataformas en busca de ítems y secretos. Y es una suerte que la ju-
gabilidad esté tan bien, porque el apartado técnico es pobre. Los gráficos son
EGA 16 colores y el audio es el altavoz del PC, lo cual no representaría un in-
conveniente mayor si no fuera porque se anunció como técnicamente al nivel de
un juego de Sega Genesis (al cual sí se encuentra Duke Nukem II).


En Conclusión: Lo recomiendo para los que les guste explorar los juegos de plataformas.

1 comentario:

  1. Gracias por publicarlo!
    Trata de conseguir una imagen de la pantalla del título que diga "Nukum", porque en el texto se hace referencia a tal imagen...

    ResponderEliminar