martes, 19 de agosto de 2014

¿Donde está Carmen Sandiego? ¡Búscala por todo el Mundo! (1990, DOS)


Plataforma: PC
Género: Puzzle
Año: 1991
Desarrolladora(s): Brøderbund Software
Textos: Multi



Es el año 1985, en América son ya pocos los hogares que disfrutan de la simpleza de lo gráficos y controles traídos por Atari a lo largo de la década pasada; los consumidores están empezando a buscar mejores gráficos y sonidos a través de sus recién adquiridas NES y Master System. Las empresas supervivientes del llamado Game Crash intentan desesperadamente evadir los errores del pasado y buscan crear juegos donde reine la acción, hayan monumentales palizas y explosiones y en lo posible incluyan a algún ícono del cine de acción de la época.

Diametralmente opuesta a la idea general era la futura incursión de -la por ese entonces joven- Brøderbund Software. Dicha idea consistía en hacer un juego educativo (categoría siempre tabú destinada a pocas ventas, publicidad e interés por parte de los medios), que en lugar de bombardear a los jugadores con datos planos y aburridos los incitara a aprender y esforzarse en orden de obtener un premio... este premio era la captura del criminal de turno, y luego de varios arrestos de la mismísima Carmen Sandiego. Para que no se perdiera el interés luego de cada par de arrestos (o cosa así, dependiendo de lo avanzado que estuviera el juego) el jugador obtenía un ascenso de su jerarquía policíaca y además podía salvar el juego para volver luego a el sin tener que hacer nada mas que introducir su nombre en la maquina de fax de la agencia.

Obviamente la jugada funcionó (porque tenemos Carmen Sandiego hasta en la Nintendo DS) pero no sería una review mía (ni me sentiría completo) sin contar como me sentí al conocerlo la primera vez (dos viajes por el tiempo mas y tendré un capuchino gratis). Yo al juego lo conocí, probablemente, en 1995 (que fue el año en que le empecé a dedicar tiempo de verdad a la computación). Como muchos de esos juegos que ocupan hoy un espacio en «clásicos de la niñez» -y que tengo medio abarrotado a decir verdad- lo jugué en el monitor monocromático de mi primera maquina (había venido pre instalado).... viéndolo ahora suena un tanto ridículo, osea, el juego daba muchas pistas basadas en COLORES y yo no podía distinguirlos... cuando uno es chico estas cosas se resbalan a decir verdad, hoy si fuera así lo eliminaría.

La premisa básica me había parecido medianamente interesante y no fue solo hasta que lo jugamos en familia que me empezó a cautivar de verdad. Una vez arruinada la mitad de los casos por no haber emitido la -maldita- orden de arresto, se volvió un juego que viciaba casi a diario... como este otro. No paré de jugar hasta que vendimos esa PC en 1996, pero esa dio paso a otros juegos que ya he comentado. Sigamos con la review.

Carmen Sandiego comienza exactamente como uno lo esperaría: una presentación que abarca unos poco segundos y unos menúes seleccionables incluso durante esta. Acto seguido -y sin perder lo guionado- comienza a llegar información al fax de la oficina y nosotros introducimos un nombre que puede A) ser uno usado anteriormente, entonces solo será una mas elaborada y agradable versión del estéril menú de carga de tantos otros juegos o una respuesta que índica que al no aparecer en los ficheros de la oficina debemos ser nuevos y procedemos a jugar como el anónimo detective de ACME e Interpol.

Este es un juego totalmente aleatorio, lo único que realmente se repetirá es el sospechoso del crimen (ya son pocos), pero no así el lugar en el mundo (porque los abarca a todos) y el tesoro robado. Se nos da una información del articulo hurtado, una mínima descripción del sospechoso y el tiempo límite para cumplir con el encargo (normalmente el Domingo a las 17 hrs). A partir de aquí somos solo nosotros haciendo gala de nuestro conocimiento general de países, banderas e idiomas (entre tantas otras cosas) para dar con los diversos lugares de escondite del ladrón. Debemos a su vez interrogar testigos y recolectar las señas particulares del sospechoso con el fin de emitir una orden de arresto, ya que sin ella no podremos capturarlo incluso si lo acorralamos... el vuelo hacía cada lugar, el propio sueño de nuestro personaje y la disponibilidad de los testigos consumen tiempo pero, a mi que soy un queso en este tipo de juegos, jamás se me terminó.

Una vez que consideramos que juntamos la suficientemente información podemos elegir entre uno de los cuatro posibles destinos en el mapa... si elegimos bien la historia prosigue, sino... hay un 90% de posibilidades de que el caso quede estropeado. Eso es lo maravilloso de este juego, no es que sea difícil, pero si es muy perro en cuanto al margen de error que se le da al jugador (y siempre que venimos encaminados tira un gancho de izquierda sobre el destino que o se adivina por pura suerte o no se adivina).

Cada nuevo país que visitemos presenta una imagen representativa del lugar y una pequeña reseña sobre el mismo. Si bien no hay nada que diferencie a los habitantes de uno u otro, si habrá algunos edificios acordes (algunas capitales tendrán puertos, mientras que otras clubes de golf, por ejemplo). En general están echas como lo que son: lugares para interrogar y viajar en base a las pistas obtenidas.

Luego de todo el rejunte detectivesco y de aplicar nuestros propios conocimientos, el sospechoso es arrestado y nosotros ascendemos de rango, pero son pocas las personas que terminan el juego... y viendo como se pone luego del tercer o cuarto ascenso ya verán el por qué de esto.






En conclusión: Juego entretenido si los hay, no jugarlo por la simpleza de sus gráficos y sonidos (muy buenos para la época de su primer relase) suena a excusa barata, sobre todo por el reto que ofrece. Es en definitiva un juego que cualquier fan del abandon debería probar.

1 comentario:

  1. ¡Lo sigo jugando al día de hoy, a pesar que de antemano ya sabés que es un juego sencillo de terminar! :D
    Rodrigo "KissAholic"

    ResponderEliminar